08 enero 2007

Y al final...



La Princesa le encontró. Una tarde, en un bar de el casco antiguo de la ciudad. No parecía un príncipe a primera vista, pero poco a poco, aunque quizá un poco rápido, pudo ver que su interior sí que era el de uno de ellos.

Ella nunca le dijo que le quería, la experiencia le regaló aquello del Facta Non Verba. Aunque lo pasaba mal, debía morderse la lengua varias veces y, al fin y al cabo, sabía que siempre se acaba pasándolo mal hayas dicho o no las cosas.

Compararse, comparar y ser comparado. Relaciones de hoy, pasadas y posibles futuras.

Sinceridad.

Y es que no es plan de no disfrutar de las cosas esperando con miedo a que llegue su final. Pero eso aún no lo ha aprendido.

Y ahora, en estado de espera, culpándose por que ,una vez más, los justos pagaron por pecadores, se castiga por no haber sabido distinguir un diamante de entre la basura del mundo.

"Por si acaso que sepas que aquí siempre tienes un sitio
Y aunque no te lo creas sin tí nada será lo mismo".

13 comentarios:

Xavi dijo...

Últimamente detecto con mayor facilidad las situaciones que me provocan desgaste y desencanto. Como espectador o como actor, ciertos esquemas me aburren.

Chico-busca-chica, etc...

Basta con salir de noche a ciertos lugares, generalmente... los escaparates no son lo mío. Y todos andamos desesperados para no sentirnos solos.

No siempre hay ganas de seducir ni de ser seducido... pero reconozco que se me ilumina todo si algo o alguien me sorprende.

629 dijo...

La experiencia no deja regalos.
Solo dolor de cuello.
La última frase: un brillante.

fer dijo...

esa sensación de que al final todo será inútil,.. quizá ya no se puede creer en cuentos de princesas ni príncipes..

Pep ... però posa-li Angu, també dijo...

També el grup aquest en té una altra, de cançó que resa "Te miro y tiemblo"

Un petó

Maryna dijo...

Me identifico con esto último que has escrito.
Me hubiera gustado ponerlo como tú... pero he tenido que abreviar lo suficiente como para entenderme sólo yo y la persona implicada.
Y la canción... me encanta. Era de mis favoritas hace varios años.
Cuidate, princesa.

Iurema dijo...

huhuhu... per fi puc veure't. havia perdut el rastre. ouch!

jo deixava passar el carro i acabava sempre fotent-me d'hòsties contra la pared. ara no estic fent grans proeses està claríssim, però intento arriscar-me una mica més. que no sé com fer-ho? cert. que se'm queden les coses poc clares? cert. que estic com a mitges perquè no ho acabo d'arreglar? també cert. però bueno, sé que ho estic intentant. i estic aprenent. tot i que encara no m'atreveixo a dir-li certes coses. grrrr!!

sort i ànims!!

Liliana C. dijo...

Precioso... se me puso la piel de gallina.... por sentir q eso en mi vida también ocurrió en algún momento u otro.... y en la de aquél, y en la del otro...

Una vez más, un gran texto en el cual pensar.

bowie dijo...

todo bien?
seguro?

Lost in Translation dijo...

Hola preciosa. Hacia tiempo que no andaba por estos lares. Espero que estes bien.
Me gusto mucho eso de facta non verba, asi que me lo pondre de nick porque me sirve muuuuuuuuucho para mi caso.

Espero encontrarte por el msn un dia de estos y que hablemos para que me pongas al dia! un besito guapisima.

Gato negro dijo...

Apreciar el momento y no esperar con ansiedad su final es una capacidad codiciada por muchos.
Los diamantes pueden volver a brillar, no?

GATO NEGRO

Xavi dijo...

"y al final quiero verte de nuevo contenta, sigue dando vueltas... si aguantas de pie"

creo que lo cantaba bunbury...

dónde andas?

Shay dijo...

Es mejor pasarlo mal 5 minutos y desahogarte que cabizbajear* toda la vida, pensando en qué habría pasado si le hubiera dicho...

Sherezade dijo...

Puede que no sea lo mismo... y eso no tienen porque ser algo malo necesariamente...

Publicar un comentario