20 septiembre 2006

Quererse a uno mismo

Es realmente curiosa la mania que tenemos de buscar nuestra propia felicidad fuera de nosotros mismos, por ejemplo en personas que no tienen nada de diferente a las demás, pero que nosotros mismos hacemos especiales por un motivo u otro.

Me jode ver que no nos valoramos y que incluso una vez pisoteados por la persona a la que queríamos ciegamente llegamos incluso a intentarla disculpar con cualquier cosa. Nos aferramos a un clavo ardiendo, inventamos si hace falta el minúsculo detalle positivo que esa persona ha hecho entre unos cuantos millones de otros detalles que perfectamente podríamos catalogar de "grandes putadas". Luego llega la fase "Qué hago mal?" y con ella la puta autodestrucción del ser y su autoestima.

Que te digan que eres demasiado bueno o que no te merecían ya es tan típico como ver Ben Hur en TVE2 en semana santa a las tres de la tarde. Tú te lo intentas creer, pero no te acaba de convencer la cosa. O directamente, y después de que te lo digan cada vez que te pasa algo así, te entra por una oreja y te sale por la otra (en el caso de que tengas dos, que nunca se sabe).
Realmente hemos de pasar por estas épocas para poder distinguir entre lo bueno y lo malo, pero llega un momento en el que uno reacciona y es Su momento vital de entender que o se valora o nunca le valorará nadie.

Joder, sólo vivimos una vez (que se sepa) y cada dia corremos el riesgo de ser atropellados, de que nos pille una enfermedad chunga o de que se nos caiga una maceta en la jodida cabeza. ¿Por qué no ser conscientes del regalo que se nos ofrece cada día y no perder el tiempo en un puto tema al que le damos prioridad y permitimos que si nos va mal nos joda todo lo demás?

Fríamente jode, pero ojalá siempre sean así nuestros problemas y no de salud, familia o trabajo del que dependan unos hijos.
Hay mil cosas mucho más importantes, hay miles de personas que pueden ser especiales, y una que si crees en ella nunca te fallará: tú mismo. Por favor valoraros coño!! No perdáis el tiempo pensando en "Me prometió que...", "Luego me pedía perdón...", "Joder, la última vez q estuve aquí fue con esa persona..." ¿Tan poco valor creéis tener? Entonces, como queréis que alguien de fuera os valore si nisiquiera vosotros mismos lo hacéis?? Ser conscientes de que ahora es una nueva etapa en la que os habéis enriquecido, aprendido y madurado. Miles de puertas abiertas os esperan.

Es tan fácil como querer tomárselo bien o querer tomárselo mal. Es igual de fácil escoger el camino bueno que el malo, y las consecuencias de uno u otro son tan distintas... Compadecerse de uno mismo sin cambiar nada o querer empezar a ser feliz sin depender de nadie?
Hacer cosas que os gusten y hasta ahora no hacíais, sonreír a alguien que os guste en el metro, ir a un hospital a hablar con niños que no pueden salir a la calle y se mueren de ganas por que alguien les distraiga con cualquier tontería...

Veréis que vuestro problema no puede llamarse así y empezaréis a saber a qué sabe ser feliz con uno mismo.

3 comentarios:

MadGoblin dijo...

No puedo estar (ahora) mas de acuerdo con usted!
Si no fuera porque cierta noche me recomendaron eso mismo ahora estaria bastante mas jodido ^.^

Por otro lado dices "No perdáis el tiempo pensando en "Joder, la última vez q estuve aquí fue con esa persona..." "

Y tu anterior post pone esto:
>A pesar de que el primer día sólo encontrara habitación en el mismo hotel al que fui con él, y por si eso fuera poco, y para más INRI, la misma habitación...

Apliquese el cuento y cuidese!

Gato negro dijo...

Para conocer lo que uno mismo es, siempre he creido en la observación propia con algo de perspectiva. Saber lo que uno es, sin las etiquetas que nos marcan en la espalda, saber que este instante mismo es el último y el primero, empezar siempre de cero, sin experiencia previa y sintiendo que todo lo que rodea llega a ser perfecto, porque no habrá otra posibilidad.
Si uno hace algo está bien, sino lo hace también, porque nunca tendrás oportunidad de ver como cambiaría tu vida si hubieras hecho lo contrario.

GATO NEGRO

sergisonic dijo...

Joder, diría lo mismo que en tu anterior post, so pena de parecer epsado y repetitivo...
¡Pero qué bien lo dices! Repito: un día es una vida de horas. ¿Por qué perdemos el tiempo?

Publicar un comentario