09 octubre 2006

Puro carbón

Pon esa triste canción...



Creo que soy la mayor coleccionista nostálgica del mundo y parte del más allá. Papelitos, disquetes de 3 1/2, cd's, libretas, antiguas agendas, diarios escritos hasta el final, notitas de clase... Todo son pequeños detalles de mi vida que, al leer, recuerdo muy vagamente. Pero aquello pasó. Aquello me pasó a mí.

Vuelvo a sentir lo que sentía en esos momentos. En muchas ocasiones cosas horribles que creía que nunca superaría y dónde explicaba "Ojalá me ría de aquí unos años sobre esto, pero no lo creo, es lo peor que me ha pasado nunca..." Santa inocencia : )

Y aquí empiezo hoy.

Punto uno. "Me da miedo. Me da miedo acercarme a tí, porque puedes hacerme
daño. Me da miedo. Me da miedo mirarte a los ojos.. y no encontrarme nada".

Punto dos. Por mucho daño que nos hayan hecho no podemos ser tan orgullosos de negar a alguien que nos ayude si estamos mal. Yo no te pido que me perdones, solo que te de dejes ayudar".

Y aquí empiezo de verdad.

Me gustaría poder llamarle a las tantas de la noche para recordarle que le quiero.
Me gustaría poder estar callada a su lado sin sentirme incómoda.
Me encantaría que al despedirse de mí me diera un beso en la mejilla.
Me gustaría que supiera que no soy como las demás que le dijeron esto, pero que me tiene realmente para lo que necesite. Y sino que me ponga a prueba.
Si le fallo que me envíe a la mierda. Le dejo hacerlo.
Me gustaría que estar conmigo le aliviara.
Sería feliz si me hiciera rabiar para ver mi cara de niña mimada y reirse de mí.
Me dejaría sin palabras si llegara a saber algún día que nunca le trataría mal.
Que nunca le haría sufrir. Por nada. Ni por nadie.
Me gustaría ser su ángel de la guarda. Sin que lo supiera nadie.


Pero esto nunca va a poder ser, porque Él no es nadie. Y nunca ha existido.

En una época en la que las promesas sólo sirven para hacer más bonito un momento preciso y para que duelan al ser recordadas (y al ver que eran mentira posteriormente).

En una época en la que la gente no valora lo que tiene al lado y no está de parte del que le demuestra con acciones, sino del que le conviene (tenga o no razón, le quiera o no le quiera).

En una época en la que da igual hacer daño al de al lado si te quiere.. precisamente por eso, porque te quiere.. y te aprovechas de que por esa razón no vaya a enviarte a la mierda tan fácilmente como el desconocido que te conviene tener al lado en estos momentos.

En una época en la que estos corazones que quedan rotos no se valoran y que los rompan sólo sirve para que se infravaloren más y más y lleguen a la altura (bajo 0) de los mismos que los partieron...

Hay tantas cosas que decir sobre esta época...

Yo confío en que los rotos lleguen a darse cuenta de lo mucho que valen.
Cuando algo es demasiado bueno es lógico que lo rechacen: demasiado peso...

Y es que, el diamante más caro del mundo, no es más que puro carbón...

7 comentarios:

desaparec1d0 dijo...

veo que tenemos antigustos parecidos.

leer lo pasado es positivo o negativo?
casi siempre guardo "tonterías de esas que algun día servirán", aunque la mayoría de veces los recuerdos me dan miedo.

saludos!

629 dijo...

Podría apostarme contigo (sin miedo a perder) que tengo una colección de recuerdos (tamaño guiness) mayor que la suya (es broma).

Seguramente ÉL aparecerá. Y harás realidad todos esos deseos aletargados.

Puede que esta sea una época de verdad enmascarada. Y halla que rascar mucho sobre la superficie para sacar esa verdad a la luz.

Demosle la vuelta y pensemos que, con la adecuada presión y bajo las condiciones adecuadas el carbón se convierte en diamante.

yo, por mi parte y si se me permite, rondaré por aquí mas a menudo.

stel dijo...

lo de las promesas me ha parecido brillante :)

ei, merci per passar!!!!
tu també tens un b log molt xulo! i aquest post m'ha recordat "èpoques passades", jejejje, la meva vida també te algo de col·leccionista de records...
Ens llegim, i tant!
Besets,

isabel dijo...

es precioso. gracias, necesitaba leer algo así.

rginfinito dijo...

hola, estamos liados poniendo melodías y cuatro acordes a algunos textos que tenía por ahí. He pensado que podríamos utilizar textos tuyos, por ejemplo, tu última entrada o la que copie para mi blog. Sino te importa sigo adelante con la idea, ok?. Dime algo.

shhhhhh!! dijo...

Yo también soy coleccionista obsesiva, tengo incluso entradas de cine que con el tiempo se han borrado y ya no se ni de que peli eran, pero me da pena tirarlas porque por algo las guardaría.
saludos! :)

Liliana dijo...

Siempre que investigo en tu música me llevo una grata sorpresa.

Publicar un comentario