15 junio 2008

El gato es significativo....

El gato es significativo.... eso me ha dicho un amigo ahora mismo.
Me acabo de dar cuenta de que, poco a poco, me voy acercando a la casilla final en la que pone "Solterona". Y no es que esa palabra tenga un mal significado para mí. Simplemente me hace gracia.
Me he cansado de rogarle a nadie que me quiera, que quiera estar conmigo... He llegado a creerme, y con gusto, que en todo caso las cosas deberían ser al revés. Y me lo he creído tanto que he conseguido que los demás también lo crean y me vean una persona increíble, segura de sí misma y una gran aportadora de cosas positivas e interesantes a su vida.
Y qué ha pasado? Que, supongo también que debido a que el trauma es reciente, nadie me convence, no me apetece estar con nadie, y ya sé que tampoco es nada raro, que no es necesario estar siempre con alguien.
Los fantasmas del pasado son bufones que me provocan risa y rabia por haber sido tan tonta... y el fantasma más reciente continúa manifestándose aunque, mirando lo positivo, lo hace cada vez con más espacio de tiempo entre vez y vez.
Algún justo ya ha pagado por pecador, y no me da la gana de ser una hija de puta. Así que aquí estoy, un fin de semana en un sofá que llevaba 3 años en esta casa y en el que a penas había pasado dos noches.
Mirando a Almodobar, dando excusas por teléfono y preguntándome cuantas rayas debe llevar ya en el cuerpo.
Que le aproveche.
Sólo me queda comprarme el gato...
Y éso ya es significativo.

5 comentarios:

Tanguito dijo...

Mujer quiero conocerte te mando mi blog ojala platiquemos un saludo hasta pronto

Quimera dijo...

tengo el tintero a punto de estallar... la tinta hace meses que está demasiado caliente, se agita golpeado las paredes... mi pluma sólo entiende de sucios amores desde que mis dedos sólo penetran en ella y se me ha confesado en huelga... no puedo escribir... pero al menos, sobreviviran mis ansisas leyendo. y leyendo-te.

Velocet dijo...

Castiguemos a los justos e inflinjámonos aún más daño. No sé, quizá sea un remedio a esta extraña apatía que nos concierne, no crees?

Yo a veces creo salir de ella, pero al poco me doy de bruces con mi cruda misógina realidad.

Arfgh.

Liliana C. dijo...

Hombre... yo tenía dos gatos (uno se murió hace poco), y no soy solterona... jejeje.

Quizá sea un poco pronto para ponerte ese calificativo (sol-te-ro-NA), quizá bastante pronto.

No sé si te servirá de algo, pero para encontrar una buena pareja, antes hay que cerrar bien las heridas, recuperar la salud mental y empezar a quererse MÁS a uno mismo que a cualquier posible candidato. La confianza en uno mismo y la felicidad tranquila, nos hace ver mejor a la gente.... a evitar chupasangres y cabrones, y hacerse amiga antes que amante.

Besos.

Elena -sin h- dijo...

Yo es que prefiero los gatos.
Al fin y al cabo, manchan menos.

Publicar un comentario