14 octubre 2007

*+* vuelta a casa *+*

3.43 a.m

Subo en el coche.

El concierto ha sido una mierda y casi me lío a ostias con una gilipollas.

Respiro.

Cierro los ojos. Y los vuelvo a abrir.

Miro la radio y le doy al PLAY.



Empieza la canción y, con ella, yo a conducir.

Los semáforos se van poniendo de acuerdo y a mi paso cambian de rojo a verde.

Menos el último.

De repente, un coche aparece de la nada y se estampa contra una de las palmeras del paseo de la calle Marina.

Un coche camuflado de policía, que iba detrás, se para y salen los dos "paisanos" corriendo.

Abren la puerta y sacan a un chico que está llorando y empieza a vomitar.

En ese momento unas luces amarillas aparecen por la calle perpendicular. La ambulancia ha tardado menos de dos minutos.

Mi semáforo lleva verde un buen rato y ni me he dado cuenta.

La calle está vacía y algo raro hay en el ambiente.

Es como si todo estuviera transcurriendo a cámara lenta.

Continúo avanzando y a la altura de la Sagrada Familia veo a una pareja de moros corriendo y detrás a una señora mayor gritándoles y poniéndose bien el abrigo.

A la altura de la ronda un accidente bastante más serio corta el paso a los del sentido contrario.

Los bomberos tiran serrín y hay dos cuerpos tapados con tela plateada.

La gente está haciendo caravana al pasar poco a poco y, de paso, mirar qué pasa y si hay algún resto de tripa por el suelo.

Cabrones.

Y llego a casa y me meto en la cama.

Aún suena la canción del coche en mi cabeza, y siento como si estuviera dentro de un videoclip.

Mañana será mejor.

Mañana.

5 comentarios:

Velocet dijo...

Peeeero me resulta agradable (aunque no siempre lo sea).

Esa canción es grande. El mundo tiene suerte de que existan grupos para una sóla canción. Y si encima nos sirve para darnos cuenta de que sólo somos parte de un test, pues mira, algo que hemos sacado.

Time to test with yourself :)

juan rafael dijo...

Siempre hay que pensar en el mañana, y más si es para superarse.
Realmente, has tenido una noche movida, y no muchos han visto lo que tú, y menos, en poco rato. Besos.

Bambu dijo...

Hay días que cuesta respirar, que todo parece una pesadilla macabra, menos mal que esos días también tiene un final

itoitz dijo...

Mañana será otro dia...
Mañana el sol seguirá saliendo.

Un abrazo.

Iurema dijo...

Jodeeer....

Publicar un comentario